06 octubre 2015

Confesiones de una bloguera, o lo que queda de ella...

Hace ya un año que comencé con mi aventura como autónoma y durante este tiempo he vivido tantas experiencias, que ya tengo para escribir un libro. No aspiro a tanto así que me conformo con seguir escribiendo en el blog. Aunque estoy un poco desconectada, no penséis que no estoy atenta de todas las novedades de cosméticos y de belleza. 

Eso sí, confieso que estoy en un momento de "racionalidad" con respecto a los cosméticos. Hace algunas semanas que hice limpieza y me pregunté a mi misma cómo era posible que acumulara tanto. Guardaba paletas de sombras, coloretes y labiales sin estrenar, y lo peor, que seguramente no los estrenaría jamas. Mi madre ha sido "víctima colateral" y ella tan contenta...

Ahora que estamos en plenos "secretos", ay no, confesiones, antes de lanzarme como una loca a comprar más y más, he desempolvado cosméticos. He recuperado básicos como los polvos sueltos, ese lápiz negro que tan bien me resalta los ojos o ese labial rosado que tenía olvidado. Y que decir de las muestras. Cuando las utilizas y las acabas no sólo estás satisfecha, sino que además te sorprende las semanas de tratamiento que tienes acumuladas en pequeños botecitos.

Y eso que es ver las nuevas colecciones y saltarme los ojos. Especialmente me gustan las de otoño, con tonos que considero mas básicos y atemporales, más femeninos, más elegantes incluso. Vamos que olvidaría todo lo que he dicho antes y me lanzaría a comprar sin parar...

Pero no, no quiero acumular cosméticos en un cajón, no me hace falta tener diez coloretes o labiales diferentes, y no pasa nada si no tengo ese último lanzamiento. Quiero seguir disfrutando de la cosmética, pero con más pausa, más despacio. Como me pasa con este blog, sin obligaciones ni entradas programadas. Describe perfectamente como me siento...

Hasta pronto y gracias por estar ahí...



6 comentarios:

  1. Ni te imaginas cómo me identifico contigo en este post.
    Un besazo guapa

    ResponderEliminar
  2. A mí me pasa igual. No quiero comprar por comprar. No entiendo como pueden llegar a tener más de 10 iluminadores!!!! Yo tengo solo uno y ni lo uso jajajaja...

    Besos, guapa! :D

    ResponderEliminar
  3. Claro que sí, Virginia! Te entiendo perfectamente, poquito a poco y disfrutando de todo lo que nos ofrece la vida. Pero me ha alegrado mucho leerte de nuevo. Un beso enorme! Oye, quién sabe, a lo mejor un día te animas y escribes ese libro... La vida da sorpresas...

    ResponderEliminar
  4. Pues has hecho muy bien, de vez en cuándo hay que hacer limpieza y además reutilizar.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Pues me parece una decisión estupenda,más o menos estoy en esa fase y gracias a ello he redescubierto por ejemplo el Deep Throat de Nars,acabando bases que tenía a medias etc...así que totalmente de acuerdo contigo Vir.
    BESOS!!

    ResponderEliminar
  6. He empezado con la cosmetica hace unos meses, y he pasado de utilizar lo que necesito a acumular y acumular. Me siento un poco como describes.

    ResponderEliminar